Cómo invertir a largo plazo

Llevo unos meses intentando mejorar mi cultura financiera, leyendo libros, blogs, y escuchando podcasts sobre inversión y ahorro, y he descubierto un nuevo mundo, para mi hasta ahora simplemente desconocido, que ignoraba y que me apetece compartir contigo. Después de escuchar y leer a muchísimos autores, gestores e inversores me atrevo a trazar unas líneas gruesas sobre el asunto. Sobre todo para intentar despertar la curiosidad y abrir los ojos a gente, como yo, analfabeta financiera total sobre estos asuntos de que los dineros trabajen para ti y no que se pudran menguados por la inflación y malgastados por no tener una estrategia de ahorro.

Despertando la curiosidad financiera

Esto empieza como en la película Matrix. Eres un Neo cualquiera y viene un Morfeo en forma de amigo que te cuenta teorías extrañas sobre ahorrar a largo plazo, que cuanto antes comiences mejor, y un día menciona el Santo Grial de la inversión, el interés compuesto. Pero de eso hablaremos más tarde. Antes, te pas un vídeo de youtube muy sencillito y muy fácil de comprender, “Cómo invertir sin ser un experto” de Carlos Galán, en las “Finect Talks”, y de pronto mi cabeza hace click y descubre un nuevo mundo. Noto que algo se ha despertado en mi interior. Es un animal incontrolable, aunque conocido, de una fuerza descomunal e imparable llamado curiosidad. A partir de este momento devoro todo lo que va cayendo en mis manos, ojos y oídos sobre inversión y voy sacando unas pequeñas conclusiones que me apetece compartir contigo.

Lo primero, tengo que aclarar que todo lo que te voy a contar son conclusiones sólo mías. Cada uno tiene que investigar qué es lo que quiere, qué clase de persona es, qué tipo de inversor. Tiene que ver si necesita el dinero a corto, medio o largo plazo. Por lo que no quiero que se tomen mis comentarios como recomendaciones de inversión, sino sólo como reflexiones personales que intentan descubrir un nuevo mundo para otros, como yo, que hasta ahora lo desconocían.

Una vez aclarado, tienes que empezar a analizar qué tipo de persona eres. ¿Eres una persona que puede asumir un cierto riesgo porque no vas a necesitar el dinero a corto ni a medio plazo? Si es así puedes jugar a “la liga de la renta variable”.

Del mundo que procedo yo, el de los analfabetos financieros, hay una pregunta con trampa, y que además utilizan ineludiblemente por ley los comercializadores de productos financieros y que atrapa en su tela de araña a los clientes , que es… ¿Está usted dispuesto a correr el riesgo de perder dinero? Gracias a esta pregunta obligatoria, y a la incultura financiera española, el 99% de la gente responde que no, lógicamente por otra parte. Así que todos estos inversores quedan atrapados en productos sin rentabilidad como depósitos y productos bancarios y aseguradores como PIAS y PPA, con una buena ventaja fiscal, pero que debido a su baja rentabilidad a los altos costes de gestión se ven vapuleados por la inflación.

Con estos productos, sin apenas rentabilidad, si fijamos una inflación histórica que puede ser alrededor del 2%, en 20 años, su inversión habrá decrecido un 40%, mientras en su cabeza estará tan tranquilo pensando que sus ahorros están seguros.

Cómo ahorrar

Antes de seguir con la inversión tengo que hablarte de una de las claves fundamentales, el ahorro.

¿Cuándo debemos empezar a ahorrar?

¡Ya! ¡Hoy! ¡Ahora mismo!, este es el mejor momento si no has empezado aún para aprovechar el interés compuesto.

¿Cómo empiezo a ahorrar?

Lo primero, “págate a ti mismo”. Aparta una prte de tu sueldo según lo cobras, a principio de mes y de manera automatizada. Lo mejor, programar una transferencia de manera automática dos días después de cobrar y, una vez apartada esa cantidad de dinero, “ojos que no ven, corazón que no siente”. Como si fuera un pago más, un gasto más que desaparece de tu cuenta y ni te planteas, como cualquier otro gasto fijo que tienes en tu hogar como la luz o el agua.

Posteriormente, nuestra capacidad de adaptación hará el trabajo de adecuar el gasto al dinero disponible, ya que tenemos la virtud de decrecer el gasto cuando no hay dinero suficiente y el defecto de expandirlo cuando nuestra cuenta está en números verdes.

¿Cuánto debo dedicar al ahorro?

Todo lo que puedas siempre que te permita llevar un nivel de vida aceptable.

Pero si tuviéramos que cuantificarlo, una cantidad óptima sería un 30% de nuestro salario neto mensual, y como mínimo un 10%.

¿Qué es el colchón de seguridad?

Antes de empezar a invertir tienes que fabricarte un colchón de seguridad principalmente por tres razones.

  1. Siempre es bueno tener liquidez para casos de apuro vital. Nunca sabes los obstáculos que la vida te pondrá en el camino.
  2. Si tienes todo tu dinero invertido y te pilla un ciclo bajista, no es el mejor momento para vender y recuperar tu dinero invertido ya que cristalizarás esas rentabilidad negativa y te acaerrará grandes pérdidas, por ello es mejor tener tu colchón de seguridad del que tirar en caso de necesidad.
  3. Te va a ayudar a invertir más eficientemente porque te va a liberar de la presión de que esa inversion sean tus únicos ahorrosy te va a permirir asumir ciertos riesgos que van a hacer quue se optimice la rentabilidad de tus inversiones.

¿Cómo calculo el importe del colchón de seguridad?

Cada uno que analice su situación y vea con qué cantidad se siente seguro en caso de necesidad. Pero si no tienes ni idea de por dónde empezar, como me pasó a mi, una buena fórmula es calcular un tercio de tu salario neto anual. Es decir, si tu salario neto asciende a 30.000€, tu colchón de seguridad debería ser de 10.000€. Y este colchón lo debes tener disponible en tu cuenta corriente listo para actuar inmediatamente si lo necesitas. Hay un coste de oportunidad por no tener invertido ese capital pero es necesario y compensa.

Una vez fabricado tu colchón de seguridad podemos pasar a hablar de inversión. No es necesario tener tu colchón al 100% para empezar a invertir, ya que si dedicas un 30% de tu salario al ahorro, podría irse un 20% a la construcción del colchón y un 10% a inversión, hasta que puedas más adelante, ya dedicar ese 30% a la inversión.

¿Qué es la diversificación?

Seguro que conoces ese dicho popular que dice que “nunca pongas todos los huevos en la misma cesta”. Es fundamental diversificar y repartir el riesgo entre diferentes actores, renta vaariable, renta fija, bonos, gestión activa, gestion pasiva…

¿Qué son las “empresas de valor” (value investing)?

El value investing es el término de moda. Muchos fondos de inversión se autodenominan value, que significa ver el valor de una empresa que el mercado no está viendo, por lo tanto está infravalorada y la comprarás a muy buen precio. El día que el mercado la conceda su valor real y adecuado, obtendrás un buen porcentaje de ganancia en tu inversión.

A quié no le gustaría retroceder  veinte años en el tiempo, coger todos sus ahorros e invertirlos en empresas como Amazon, Apple o Inditex. Eran empresas con muchisimo valor dentro de ellas pero el mercado, que es una manera de decir el conjunto de inversores, lo desconocía. Eso si, aquellos que lograron detectar esas empresas a tiempo son los que se llevarán el gato al agua.

Hacer esto es complicadísimo para los inversores profesionales ya que requiere unos conocimientos profundos sobre análisis de empresas y leer y estudiar mucho para comprender negocios. Mucho más complicado es para inversores no profesionales y es una ruleta rusa total para los que somos analfabetos financieros. Pero si no quieres perderte la fiesta de la renta variable te aconsejo que busques un buen fondo de inversión en el que un equipo gestor profesional hará ese trabajo de selección por ti.

¿Qué características debe tener un buen fondo de inversión de renta variable?

Independiente

Que sea independiente es la primera caracteristica fundamental que debe cumplir. Si es un fondo de un banco o una aseguradora mal empezamos. Por supuesto con excepciones, pero en general el interés, sobre todo en los productos bancarios, estriba en colocar el prdoucto que les dé una mayor rentabilidad a ellos como comercializadores, la rentabilidad del cliente es secundaria.

Skin in the game (jugarse el pellejo)

Busca fondos de inversión en los que los propios gestores tengan invertido su patrimonio. ¿Acaso te gustaría volar en un avión en el que el piloto no estuviera a bordo y lo pilotara desde tierra tranquilamente sin jugarse el pellejo? Seguro que no. Pues busca esta misma característica en los fondos en los que inviertas.

Vigila las comisiones

Los productos bancarios suelen tener comisiones muy altas y rentbilidad baja. Y aunque la rentabiliadad no sea mala, muchas veces se ve menguada por una comisión altísima y por la inflación, dando al traste con lo que podía haber sido un buen producto.

La comisión es la única certeza que tenemos sobre el fondo a contratar, ya que sobre la rentabilidad no tenemos ni idea. Así que debemos cuidar lo que ya conocemos, y es que un 1% de comisión a largo plazo puede suponer la diferencia entre una buena y una regular inversión.

Búsqueda

Una vez aplicado el filtro de la indepencia de los fondos busca los que más te gusten, en el que el gestor más cuadre con tu forma de pensar, mira su historial de rentabiliadad (track record), estudia en qué acciones, en qué sectores y geográficamente dónde están invertidos. Lee sus informes, ve entrevistas a sus gestores en youtube o escúchalos en podcasts.

Hoy en día tenemos muchísima información disponible y sólo hay que saber buscarla.

Al final, lo que te quiero decir y con lo que quiero que te quedes, es que la renta variable es la inversión más segura a largo plazo. Y aunque rentabilidades pasadas no predicen las futuras, es verdad que en los últimos 100 años de cotización de la bolsa en Estados Unidos, ésta ha obtenido una media del 8% de revalorización anual. “Es que ahora está todo muy mal”, dicen los agoreros. Y nos lo recuerdan las noticias con un bombardeo continuo de sucesos horrorosos que parece que anticipan tiempos futuros muy tenebrosos. Y hay que tener en cuenta que ese 8% anual que se ha conseguido ha sobrevivido a dos guerras mundiales, al crack del 29, la crisis de los misiles del 63, la guerra de Vietnam, la crisis del petróleo, la guerra de Irak, la burbuja de las punto com y la crisis del 2008. No está nada mal el historial de sucesos negativos ¿verdad?, pues aún así se ha conseguido esa media de rentabilidad.

¿Quién es Warren Buffet?

El mejor ejemplo lo tenemos en el mesías del value, Warren Buffet, considerado el mejor inversor de todos los tiempos con récord del 20% de revalorización anual de media en los últimos 50 años. Algo increíble, no en vano, su empresa de inversión Bekshire Hathaway es la única que ha conseguido colarse en el top 5 de las empresas más grandes del mundo junto a las gigantes tecnológicas Microsoft, Apple, Amazon y Alphabet (Google).

 

Gestión pasiva (fondos indexados)

Si el mesías del value es Warren Buffet, el padre de la gestión pasiva es John Bogle. En la decada de los 70, después de ser un gestor de éxito durante muchos años, debido a una fusión sin éxito entre dos empresas, fue despedido y lo apostó todo por un fondo que invirtiese en todas las acciones del mercado. Así su fondo replicaría la rentabilidad que obtuviese el propio mercado, que como hemos dicho anteriormente promedia un 8% de revalorización anual histórica.

Habían nacido los fondos indexados que replican a ciertos índices. Ahora, los hay de muchas clases, por zonas geográficas, por sectores… hay infinidad. Y hay que sumarle una característica fundamental que es en gran parte la clave de su éxito. Al no haber compras ni ventas de acciones durante la vida del fondo, no provocan comisiones de compra-venta, y por lo tanto los costes de gestión son bajísimos en comparación con los fondos activos. Eso a largo a plazo supone muchísimo dinero de ahorro para el inversor. Y es que está demostrado que a más de 10 años el 97% de los fondos activos no baten su índice de referencia, por lo que un fondo indexado a ese índice será superado sólo por el 3% de los fondos de gestión activa.

 

El interés compuesto

Ahora que ya hemos hablado de ahorrar, del colchón de seguridad, de diversificar, de gestión activa y de gestión pasiva, toca hablar de “magia”, del Interés Compuesto.

Este término es el que más nos asombra a los analfabetos financieros. Y es que en términos populares, para entenderlo mejor se le denomina “efecto de bola de nieve”. Lo más importante es jugar con el tiempo, por es es fundamental empezar a ahorrar ya para invertir a largo plazo. Con el interés compuesto el creciminento de nuestro capital invertido será exponencial. Pongamos un ejemplo
Si tenemos un capital de 10.000€ y lo invertimos en un producto financiero que nos proporcione una rentabiliada del 10%.

Año 0:10.000€

Año 1: 11.000€

Año 2:12.100€

Año 3: 13.310€

Año 4:14.641€

Año 5:16.105€

Año 10: 25.937€

Año 25: 108.347€

En un grafico nos saldría el clásico dibujo de palo de hockey con un lento crecimiento al principio en la base, y un subidón tremendo con el paso de los años. Parece increíble que en sólo 10 años hayamos multiplicado prácticamente por 2,5 nuestro capital, y que en 25 años le hayamos sacado una rentabilidad de casi 100.000€ a un capital de 10.000€.

Te voy a poner otro ejemplo para hacerte ver la importancia del tiempo. Tenemos a dos inversores.

  • Pepe, con 19 años, empieza a invertir 300€ al mes hasta los 27 años. En total 28.000€. Consigue una rentabilidad media del 10% hasta los 65 años.
  • Juan empieza a invertir con 27 años y hasta  los 65 años está aportando 300€ al mes, sumando un total de 136.800€ invertidos. Consiguiendo también una rentabilidad del 10%

¿Quién crees que consigue un capital mayor a los 65 años? La logica de tu cerebro te dice que tiene que ser Juan después de tantos años y tanto dinero invertido. Pero aparece la magia del Interés Compuesto y hace que ese capital que ha conseguido Juan con tanto esfuerzo de 1.600.000€, que, ojo, no está nada mal, ya nos gustaría a muchos alcanzarlo hace que sea superado por el capital de Pepe, que aportando sólo 8 años logra superarlo consiguiendo 1.800.000€. Parece magia ¿verdad? Pues son simples matemáticas. Así que empieza a invertir ¡ya!.

 

No hagas “market timing”

¿Qué es “market timing”? Comprara y vender acciones, fondos u otros productos intentando adivinar las bajadas y subidas del mercado para optimizar la inversión. Un consejo, no lo hagas. Es imposible adivinarlo. Y si lo adivinas es peor, porque va a ser suerte, te vas a creer que sabes y a la próxima el mercado te pondrá en tu sitio y te dará un cura de humildad.

Este consejo no es un consejo mío, sino un consejo de cualquiera de los mejores gestores de la historia. Por ejemplo, Peter Lynch, autor de “Un paso por delante de Wall Street”, gestionó con gran éxito su fondo de inversión Magallanes durante 13 años, de 1977 a 1990, consiguiendo una rentabilidad del 30% anual, algo increíble.

En su libro nos contaba, que aún consiguiendo esa increíble rentabilidad había muchos partícipes del fondo que perdieron dinero, cosa que visto desde fuera parece casi imposible. ¿Cómo es posible esto? Lo que hacían muchos partícipes del fondo era comprar cuando al fondo las cosas le iban bien e iba subiendo, compraban en lo alto. Y cuando venían las bajadas, les entraba el pánico y vendían en lo bajo.

La compra-venta en los mercados financieros es contraintuitiva y casi siempre hay que hacer lo contrario de lo que te dictan tu cerebro, tu instinto y tus miedos de perder tu patrimonio. Esto es complicadísimo y lo sufren tanto los profesionales como los inversores amateurs, Y es que cuando ves que tu patrimonio se reduce un 30% es muy difícil ser racional y seguir el plan trazado.

 

Asesor profesional independiente

Si después de leer todo esto, de informarte, de escuchar podcasts, visionar vídeos de Youtube, leer blogs especializados sobre inversión y libros de los autores más populares, sigues sin encontrar tu estilo de inversor y no tienes la confianza para montar tu cartera puedes consultar a un asesor profesional independiente. Sobre todo huye de los bancos, el empleado de tu banco no te va a vender un producto en el que él también invierta, sino el que más le interese a la entidad porque se lleva una comisión mayor. Por lo tanto acude a asesores profesionales independientes.
Puedes acudir a Abante Asesores que tienen un reconocido prestigio en el sector por su independencia y buen hacer.
Otro asesor recomendado es Micappital que llevan a gala cobrarte sólo si ganas dinero con tu inversión.

Estas recomendaciones no son patrocinadas, simplemente las doy a conocer porque son interesantes y a alguien que empiece y lea esto le puede ayudar.

 

Conclusiones, sitios de búsqueda y de consulta.

Resumiendo, puedes conseguir una buena inversión siguiendo estos sencillos pasos.

  1. Empieza a ahorrar ya.
  2. Construye tu colchón de seguridad.
  3. Primero págate a ti mismo.
  4. Diversifica.
  5. Productos financieros independientes.
  6. No hagas “market timing”. Mantente firme.
  7. Consulta un asesor profesional independiente si no encuentras tu estilo inversor o no confías en tus habilidades financieras.
  8. Disfruta del camino y de la tranquilidad que te aporta tener un patrimonio, y de que el dinero trabaje para ti.

 

Recomendaciones

Libros

Páginas webs

  • Finect
  • Más Dividendos
  • Value School
  • El inversor inteligente

Podcasts

  • Finect talks
  • Más Dividendos
  • Value School
  • Tu dinero nunca duerme
  • Value Investing FM

 

Espero que te haya gustado y que te haya aportado algo de valor. Si eres un inversor mínimamente avezado te pido disculpas por el nivel tan básico, pero esto es lo que sé y he aprendido (aparte que seguro que no estás leyendo ya) y lo que quería transmitir a toda esa gran masa de gente que desconoce que no es tan difícil invertir y sacar una rentabilidad sin perder dinero, pero siempre siendo conscientes de que se puede perder. Pero tengo claras dos cosas, no hacer nada es la peor inversión porque la inflación en 20 años te hace decrecer tu capital alrededor de un 40%, y la segunda es que a largo plazo la inversión más segura es la renta variable.

Espero tus dudas, sugerencias, preguntas y comentarios a continuación.

Nos vemos pronto :))

Solicítanos presupuesto

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies